“Desde que tuve un accidente de coche he tenido molestias en el cuello y en la zona lumbar. Cada cierto tiempo iba a darme masajes a diferentes lugares porque no se me pasaba del todo y regresaba el dolor al cabo de un tiempo. Cuando fui a Terapias Gaia lo primero que me testó era si el cuello y la zona lumbar tenían una memoria del trauma del accidente que tuve. Salió que sí y Alaya realizo una técnica de kinesiología para liberar la memoria del trauma de la musculatura del cuello, las lumbares y de otras zonas del cuerpo que habían recibido el golpe. También me hizo un reequilibrio de la columna ya que había una torsión por el impacto que impedía que las vértebras del cuello y de la zona lumbar se mantuvieran en su lugar. Después de esa sesión me sentí muchísimo más relajado y con menos tensión en la columna. Me doy de vez en cuando algún masaje pero ya no ha vuelto esa tensión y dolor que sentía…Me siento mucho mejor. ¡Gracias!”